SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número2Correlación entre la proteinuria de 24 horas y el índice proteinuria/creatinina en alícuotas de orina: Valor y limitaciones índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Medica Herediana

versión impresa ISSN 1018-130Xversión On-line ISSN 1729-214X

Rev Med Hered v.21 n.2 Lima abr./jun. 2010

 

Importancia de las Cartas al editor.

 

Importance of letters.

 

Dr. Juan M. Miyahira1

 

1Editor en Jefe, Revista Médica Herediana. Lima, Perú.

 

El conocimiento científico es un conjunto de ideas establecidas provisionalmente, es decir una idea es válida mientras no se demuestre su falsedad o no sea superada por otras ideas con mayor poder de explicación (1). Pero, la ciencia por medio de la investigación científica, también es una actividad productora de nuevas ideas. Sin embargo, para la construcción del nuevo conocimiento es necesario confrontar las ideas con los pares en el mundo científico; esto se ejerce a través de la comunicación científica.

 

La comunicación bidireccional, de interacción de investigadores, indudablemente impulsa el desarrollo de la ciencia. Esta comunicación en las revistas científicas se realiza generalmente a través de la sección Cartas al editor. Precisamente en éstas se recoge públicamente la opinión de otros colegas, hecho muy importante para la construcción de nuevos conocimientos.

 

Con frecuencia, las cartas se refieren a artículos publicados en la revista, sirviendo así como una especie de arbitraje posterior a la publicación. A veces, tratan de temas o asuntos de interés profesional para los lectores o pueden ser una especie de comunicación corta (2).

 

Las revistas biomédicas de lengua anglosajona utilizan la sección Cartas al editor de manera regular e intensa. Revisando los contenidos de revistas como Annals of Internal Medicine; New England Journal of Medicine, The American Journal of Medicine o Lancet, se observa que se publican entre 8 y 10 cartas al editor, algunas con la réplica de los autores de la investigación publicada; esto no sucede con las publicaciones peruanas que en promedio publican una o dos cartas al editor por fascículo, o incluso algunas revistas no cuentan con esta sección (3).

 

Según Velásquez-Jones (4), se puede utilizar la sección Cartas al editor para:

 

- Opinar sobre algunos aspectos de la política editorial de la revista;

- Emitir un juicio crítico sobre un hecho médico de dominio público;

- Ampliar, interpretar o explicar algunos aspectos de algún trabajo de investigación publicado recientemente en la revista;

- Discutir los resultados de un estudio o señalar defectos metodológicos o de interpretación de resultados de un trabajo recientemente publicado;

- Comunicar brevemente los resultados de un estudio semejante a otro publicado en la revista; y

- Comunicar un hallazgo clínico o experimental previamente no descrito.

 

A esto habría que agregar que algunos editores sugieren a los autores presentar como carta al editor algunas investigaciones que no serían publicadas como investigación original (2).

 

Habitualmente las cartas al editor ocupan páginas numeradas de la revista y son registradas en los índices bibliográficos y pueden ser utilizadas, en caso necesario, como referencias bibliográficas, lo que hace aún más importante esta sección. Por otro lado, para la revista es importante esta sección porque, aunque indirectamente, el número de cartas al editor refleja cuán leída es la revista.

Pero, las cartas al editor también son importantes en la enseñanza de las ciencias. La presencia de cartas al editor criticando aspectos de artículos anteriores contribuye a desmontar la creencia en el alumno de que el conocimiento científico está probado más allá de cualquier duda, o la idea de que la ciencia es una actividad en la que no se producen errores o reformulaciones conceptuales. Por otra parte, acercamos a los estudiantes a la realidad del trabajo de los investigadores y de la comunicación de la ciencia (5).

 

Lamentablemente, como lo señala Pamo (3), nuestra cultura es básicamente oral, leemos los artículos de investigación de manera crítica, enseñamos lectura crítica a los estudiantes, pero no escribimos ni enseñamos a escribir cartas al editor.

 

Como mencioné en la editorial de un número anterior, la enseñanza a través de la investigación o enseñar usando el método de investigación (investigación formativa), tiene como finalidad favorecer que el estudiante desarrolle las capacidades necesarias para el aprendizaje permanente (6); para esto también son importantes las cartas al editor.

Para finalizar, solo queda invitar a los lectores enviar cartas al editor o director a la redacción de la revista o a través del correo electrónico: famed.revista.medica@oficinas-upch.pe.

 

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Bunge M. La Ciencia, su método y su filosofía. Buenos Aires. Ediciones Siglo Veinte. 1972.        [ Links ]

2. Day R, Gastel B. Cómo escribir y publicar trabajos científicos. 4ª Ed. Washington DC. OPS. 2008. p:165-169.        [ Links ]

3. Pamo O. Estado actual de las publicaciones periódicas científicas médicas del Perú. Rev Med Hered 2004; 16:65-73.        [ Links ]

4. Velázquez-Jones L. Utilidad de la sección Cartas al Editor en las revistas médicas. Bol Med Hosp Infant Mex 1984; 41:186-187.        [ Links ]

5. Pedrós G, Martínez MP, Varo M. La sección de cartas al editor: Un planteamiento científico y social en la didáctica de las ciencias. Enseñanza de las ciencias 2007; 25(2):195–204.        [ Links ]

6. Miyahira JM. La investigación formativa y la formación para la investigación en el pregrado. Rev Med Hered 2009; 20(3): 119-122.        [ Links ]