SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.29 número4Evaluación del impacto de aumentar el tiempo de retiro del colonoscopio en la tasa de detección de pólipos en nuestro medioTratamiento de la colecistitis aguda en en el anciano: cirugía urgente frente a terapia médica y cirugía diferida índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Bookmark


Revista de Gastroenterología del Perú

versión impresa ISSN 1022-5129

Rev. gastroenterol. Perú v.29 n.4 Lima oct./dic. 2009

 

ARTÍCULO ORIGINAL

Papel del endoscopista en la detección de pólipos adenomatosos durante la colonoscopia

Role of the endoscopist in the detection of adenomatous polyps during colonoscopy

 

Victor Parra1, José Watanabe1, Augusto Nago1, Magdalena Astete1, Carlos Rodríguez1, Guillermo Valladares1, Nora Nuñez1, Max Yoza1, Tallulah Gargurevich1 y José Pinto Sánchez1

1 Servicio de Gastroenterología - Policlínico Peruano Japonés.

 


 

RESUMEN

INTRODUCCIÓN: Edad, género e indicación para el examen son conocidos predictores de detección de pólipos adenomatosos durante colonoscopía. Pero no se conoce la importancia del endoscopista en dicha detección.

OBJETIVOS: Determinar el papel del endoscopista en la detección de pólipos adenomatosos durante la colonoscopía

MATERIAL Y MÉTODOS: Estudio correlacional observacional transversal y retrospectivo. Se registraron los datos de las colonoscopías realizadas en el Policlínico Peruano Japonés durante el año 2007, las cuales fueron realizadas por 10 endoscopistas

RESULTADOS: Se incluyeron 843 colonoscopías. El análisis estadístico mostró diferencias significativas entre endoscopistas respecto a su tasa de detección de pólipos adenomatosos (p=0,038). El rango para la detección de al menos 1 pólipo adenomatoso por colonoscopía fue de 14,6-30,0%. En los pacientes mayores de 50 años, también hubo diferencias significativas entre endoscopistas en su tasa de detección de pólipos adenomatosos (p=0,001). El rango para la detección de al menos 1 pólipo adenomatoso fue de 18,2-37,5% en dicho grupo. Igualmente se determinó que la edad y el género fueron poderosos predictores de pólipos adenomatosos, tanto para la cohorte total, como para los pacientes mayores de 50 años. Respecto a la indicación para la colonoscopía, no se encontró diferencia significativa entre las categorías, con un p=0.288

CONCLUSIONES: El endoscopista es tan o más importante que la edad, género o indicación para el examen, en predecir la detección de pólipos adenomatosos durante la colonoscopia.

PALABRAS CLAVES: Pólipo adenomatoso, colonoscopía, calidad en colonoscopía

 


 

ABSTRACT

INTRODUCTION: Age, gender and indication for the examination are known predictors of adenomatous polyp detection during colonoscopy. But no one knows the importance of the endoscopist in detection.

OBJECTIVES: To determine the role of the endoscopist in detecting adenomatous polyps during colonoscopy

MATERIAL AND METHODS: Is retrospective cross-sectional correlational study. Data were recorded colonoscopies performed in the Japanese Peruvian Polyclinic during 2007, which were conducted by 10 endoscopists

RESULTS: A total of 843 colonoscopies. Statistical analysis showed significant differences between endoscopists regarding the detection rate of adenomatous polyps (p = 0.038). The range for the detection of at least 1 adenomatous polyp by colonoscopy was 14,6-30,0%. In patients over 50 years, there were also significant differences between endoscopists in detection rate of adenomatous polyps (p = 0.001). The range for the detection of at least 1 adenomatous polyp was 18,2-37,5% in that group.Also found that age and gender were powerful predictors of adenomatous polyps, both for the total cohort, and patients older than 50 years. Regarding the indication for colonoscopy, no significant difference between the categories, were found p = 0.288

CONCLUSIONS: The endoscopist is as or more important than age, gender or indication for the examination, in predicting the detection of adenomatous polyps during colonoscopy.

KEY WORDS: adenomatous polyp, colonoscopy, colonoscopy quality

 


 

INTRODUCCIÓN:

La colonoscopía es el “gold estándar” para el diagnóstico de patologías del colon y recto y el primario test de prevención para el cáncer de colon. Una ventaja adicional de la colonoscopía es su capacidad de remover lesiones precancerosas al momento de su detección. Lamentablemente, no es infalible en la detección de lesiones neoplásicas clínicamente signifi cativas. La calidad en la realización de la colonoscopía varía ampliamente en la práctica clínica. Los indicadores principales para medir dicha calidad son la tasa de colonoscopías completas y la tasa de adenomas detectados (1, 2, 3, 4, 5, 6).

La capacidad de la colonoscopia para reducir la incidencia de cáncer colorectal depende directamente de la remoción de adenomas. Y para que dicha remoción se pueda llevar a cabo, los adenomas deben ser detectados. Los más importantes predictores de prevalencia de adenomas en colonoscopias son la edad avanzada y el género masculino (7). Otros factores de menor impacto son una historia familiar de cáncer de colon (7), indicación para la colonoscopía, (2) una historia personal de consumo de tabaco (8); mientras que el uso de AINES predice un bajo riesgo de desarrollar adenomas (9).

Recientes estudios han sugerido que la capacidad de la colonoscopía para prevenir cáncer colorectal sería más baja de lo que se creía. Así, mientras el National Polyp Study encontró que la incidencia de cáncer colorectal en una cohorte de pacientes en quienes los adenomas habían sido extirpados vía colonoscopía, se redujo en 76-90%, comparado con una población de referencia (10), recientes trabajos sobre intervenciones dietarias (11) en EU y quimioprevención(12), sugieren un más bajo nivel de protección de la colonoscopía y polipectomía.

Como lo proponen Chen y Rex (13), posibles causas que explicarían las fallas de la colonoscopía en la prevención del cáncer colorectal serían:

a. Incapacidad de los colonoscopios convencionales para exponer a la vista áreas ocultas de la mucosa colónica(14)

b. Falla del endoscopista para reconocer lesiones planas a causa de su inexperiencia o extrema sutileza de la lesión al ser vista por un endoscopio de luz blanca (15)

c. Variaciones en la tasa de crecimiento biológico de las neoplasias colorectales (16)

d. Subóptima técnica de examen colonoscópico (14)

e. Polipectomía inefectiva (17)

f. Inadecuada preparación intestinal (18, 19, 20, 21, 22, 23,24)

Diversos estudios previos han demostrado que los endoscopistas dejamos de detectar algunos pólipos durante la colonoscopía (25, 26, 27). Pero también se conoce que hay una amplia variación entre endoscopistas en su tasa de detección de neoplasias colorectales (13, 25, 28, 29). Incluso esta variación se mantiene cuando se comparan endoscopistas experimentados. Un trabajo realizado en Reino Unido con sigmoidoscopias flexibles (28) encontró que las tasas de detección de adenomas estuvieron en el rango de 8,6-15,9 por 100 sigmoidoscopias. Otro estudio encontró un rango de detección de al menos 1 adenoma por colonoscopia de 14-34,6% (13).

Pacientes por lo general desconocen el impacto del trabajo del endoscopista en la detección de neoplasias colorectales. Para conocer dicho impacto, evaluamos la tasa de detección de pólipos adenomatosos de 10 endoscopistas que laboramos en el Policlínico Peruano Japonés durante el año 2007, comparándolo con predictores bien establecidos tales como la edad, género e indicación para el examen.

MATERIAL Y MÉTODOS:

Estudio correlacional observacional transversal y retrospectivo. El trabajo fue aprobado por la oficina de Capacitación, Investigación y Docencia del Policlínico Peruano Japonés Se registraron los datos de las colonoscopías realizadas en el Policlínico Peruano Japonés durante el año 2007, las cuales fueron realizadas por 10 de los 11 endoscopistas que laboraron durante dicho año. Uno de los endoscopistas declinó de participar en el estudio, por lo que sus exámenes no fueron considerados. Fueron excluidas además, las sigmoidoscopias y los exámenes en los cuales se sabía que no había necesidad o era imposible, alcanzar el ciego (polipectomías distales y pacientes con hemicolectomía derecha). También se excluyeron los exámenes que fueron repetidos por alguna razón durante el período de estudio. La base de datos incluyó edad, género, indicación principal para el examen, gastroenterólogo quien practicó el examen, presencia o ausencia de pólipos colónicos e histopatología de cada pólipo. Adenomas incluyeron adenomas tubulares, túbulovellosos, vellosos y serrados. Edad fue categorizada en <ó=35,36-64, 65-75 y >75 años. Indicación principal para el examen incluyó: dolor abdominal, rectorragia/ hematoquezia, diarrea con sangre, diarrea crónica, estreñimiento, despistaje y seguimiento). De los 10 gastroenterólogos participantes, 7 eran sénior y 3 junior. Se defi nió sénior, como aquel endoscopista con más de 5 años de especialista. Aquel con menos de 5 años se consideró junior.

Los datos fueron ingresados y analizados usando el paquete estadístico SPSS versión 15.0 y el programa Excel para la construcción de tablas. La prueba chi cuadrado fue usada para determinar si existían diferencias en género del paciente y las indicaciones para colonoscopía entre los endoscopistas. El test de Kruskal-Wallis fue usado para determinar si existían diferencias en edad. Se usó la prueba Z de diferencia de proporciones para determinar si existían diferencias entre los porcentajes de colonoscopías con al menos 1 pólipo adenomatoso, comparando a los endoscopistas con mayor y menor porcentaje para dicho rubro. Se usó la prueba chi cuadrado para determinar la asociación del género, indicación para colonoscopía y edad, con respecto a la presencia de pólipos adenomatosos.

RESULTADOS:

De las 843 colonoscopías incluidas en el estudio, 560 fueron en mujeres (66,4%) y 283 en varones (33,6%). La edad promedio fue de 56 años. Se logró intubación cecal en 801 pacientes (95,01%). Se detectó al menos 1 pólipo adenomatoso en 168 colonoscopías (19,9%), de las cuales 104 fueron detectadas en mujeres (tasa de detección: 18,6%) y 64 en varones (tasa de detección: 22,6%).

La tabla 1 muestra el número de colonoscopias realizadas por cada uno de los 10 endoscopistas, junto con la tasa de detección de pólipos adenomatosos para cada endoscopista (en la cohorte entera y en los pacientes mayores de 50 años)

Hubo diferencias significativas desde el punto de vista estadístico (pero no clínico) entre endoscopistas en la indicación para el examen (p=0,000) y en la edad de los pacientes (p=0,014). No hubo diferencias respecto al género (p=0,089). La prueba z de diferencia de proporciones mostró diferencias significativas entre los endoscopistas con mayor y menor tasa de detección de pólipos adenomatosos (p=0,038). El rango para la detección de al menos 1 pólipo adenomatoso por colonoscopía fue de 14,6-30,0%. En los pacientes mayores de 50 años, también hubo diferencias significativas entre los endoscopistas con mayor y menor tasa de detección de pólipos adenomatosos (p=0,001). El rango para la detección de al menos 1 pólipo adenomatoso fue de 18,2-37,5%.

La prueba chi cuadrado determinó también que la edad avanzada (tabla N°2) y el género masculino (tabla N°3) fueron poderosos predictores de pólipos adenomatosos, tanto para la cohorte total, como para los pacientes mayores de 50 años. Respecto a la indicación para la colonoscopía, no se encontró diferencia significativa entre las categorías, con un p=0,288 (prueba chi cuadrado) (tabla N°4)  

 

 

 

 

DISCUSIÓN:

Los resultados de nuestro estudio confirman observaciones previas de que endoscopista es un importante predictor de la presencia de pólipos adenomatosos detectados en colonoscopía (13, 28, 29).

El rango de diferencias entre endoscopistas en la detección de al menos un pólipo adenomatoso fue de más de 2 veces, mientras que para la variable edad (50-75 vs >75 años) fue poco más de 1,5 veces, y para género fue de menos de 1, 5 veces. Para indicación de colonoscopía, el rango de diferencias fue de más de 2 veces.

Una de las debilidades del estudio es que hubo importantes diferencias en lo que respecta al número de exámenes realizados por los endoscopistas. Así, mientras 1 de ellos realizó el 34,4% de exámenes, otros 2 realizaron sólo el 1,2 y 1,5% de colonoscopías. Por ello, no se pudo mostrar diferencias significativas en el análisis multivariado entre los endoscopistas respecto a su tasa de detección de pólipos adenomatosos, pero sí cuando se comparó al endoscopista con la mayor tasa de detección de pólipos adenomatosos, respecto a aquél con la menor tasa.

Por otro lado, si bien es cierto que 3 de los endoscopistas eran juniores (los N° 2, 5 y 6 en la tabla N° 1) según nuestra previa definición, se puede apreciar amplias variaciones en la tasa de detección de pólipos adenomatosos, tanto en la cohorte entera como en los mayores de 50 años, que serían independientes de dicha condición. Así, 2 de los endoscopistas juniores presentan tasas de detección de pólipos adenomatosos por encima del promedio, tanto en la cohorte entera como en los mayores de 50 años. Igualmente, 4 endoscopistas (1 junior incluido) presentan tasas de detección de pólipos adenomatosos por debajo del promedio en el grupo de pacientes mayores de 50 años. Esto guarda relación con lo encontrado en otro estudio (24), en donde no se encuentra real correlación entre la experiencia del endoscopista y la posibilidad de detectar pólipos. Más bien, la tasa de detección de pólipos adenomatosos se relacionaría principalmente con la velocidad de retirada (14, 26, 30).

No se consigna la proporción de los diversos tipos histológicos de pólipos adenomatosos detectados (tubular, túbulo velloso, velloso y serrado) porque, para efectos de evaluar la calidad en la realización de la colonoscopía, no era relevante. De hecho, cuando Rex y Col (6) revisan los indicadores de calidad para colonoscopía, sólo toman en cuenta la detección de pólipos adenomatosos, sin importar el tipo histológico de éstos. Tampoco hemos consignado la clasifi cación endoscópica de los pólipos adenomatosos detectados, por el mismo motivo.

El número de endoscopistas evaluados en este estudio fue de sólo 10. Por tanto no podemos decir con certeza que estos resultados puedan ser generalizados. Sin embargo, estudios previos ya habían encontrado diferencias importantes. Un estudio realizado comparando detección de adenomas a través de sigmoidoscopias (28) encontró diferencias de 2 veces en las tasas de detección entre endoscopistas. Otro estudio realizado con colonoscopias (13) encontró igualmente diferencias de más de 2 veces en la tasa de detección de adenomas entre endoscopistas experimentados. Y un estudio donde se usó la colonoscopia como despistaje de cáncer colorectal, encontró variaciones de más de 3 veces en la tasa de detección de adenomas entre endoscopistas (30).

En nuestro estudio, la tasa promedio de detección de pólipos adenomatosos de los 10 gastroenterólogos participantes fue de 19,9%. Revisando estudios nacionales, vemos que Celestino y Col. (31) encontraron una tasa de detección de pólipos adenomatosos de 7,2% en su estudio realizado en el Hospital Edgardo Rebagliati Martins (1974-1992) que incluyó un total de 2770 colonoscopías. De otro lado, Barreda (32) encuentró una tasa de detección de pólipos de 11,8% (adenomatosos y no adenomatosos) en su trabajo realizado en el Hospital Central FAP entre los años de 1983-1990, que incluyó 1160 colonoscopías. Y en Arequipa, en el Hospital Nacional Carlos Alberto Seguín de ESSALUD, Suárez y Campos (33) encontraron que se detectó pólipos adenomatosos en el 9,3% de las colonoscopías realizadas (un total de 1380) en el período 1999-2004. Estas tasas de detección de adenomas, por debajo de la nuestra, pueden estar en relación al hecho de que dichos estudios fueron realizados en centros donde existen gastroenterólogos en formación (residentes). Asimismo, en los últimos años ha habido una mejora en las técnicas colonoscópicas, así como un perfeccionamiento de los equipos endoscópicos, lo cual ha llevado a una mejora en la calidad de las colonoscopías realizadas.

Es sabido que la tasa de detección de pólipos adenomatosos es un importante indicador de calidad de la colonoscopia (1, 2, 4, 5, 6, 24). El hecho de hallar diferencias significativas en dicha variable entre endoscopistas, nos indica que es necesario trabajar en este aspecto, tratando de mejorar la técnica de exploración del colon entre los endoscopistas. Un trabajo usó criterios específicos para evaluar el desempeño de los endoscopistas: observación de los lados proximales de pliegues y válvulas, adecuada limpieza, adecuada distensión y apropiado tiempo de evaluación; encontrando que quien tenía mejor técnica de retirada tenía tasa menor de pólipos perdidos (14). Se deben desarrollar y validar puntos a entrenar para una correcta técnica de exploración del colon. Sólo mejorando dicha técnica se podrá verdaderamente contribuir a una disminución en las tasas de cáncer colorectal.

Los resultados del estudio sugieren que los pacientes deberían preocuparse en qué tasa de detección de pólipos adenomatosos tiene su gastroenterólogo quien le va a practicar la colonoscopia, pues de eso podría depender que se le realice un buen examen. Como se ha sugerido antes (13), podría informarse a los pacientes sobre la performance endoscópica de los gastroenterólogos. Esto sería un incentivo para que el endoscopista trate de mejorar dicha performance.

En conclusión diremos que la calidad en la técnica de exploración del colon por parte del endoscopista puede ser más importante que conocidos predictores de adenomas, como edad, género e indicación para el examen. Creemos que a partir de estos resultados debería considerarse la posibilidad de desarrollar programas de mejoramiento continuo en colonoscopia, monitorizando la tasa de detección de adenomas y otros indicadores de calidad entre endoscopistas, para así brindar una mejor atención a nuestros pacientes y contribuir efi cazmente a una disminución en las tasas de cáncer colorectal.

 

REFERENCIAS

1. BRETAGNE J.-F. y PONCHON T. Do we need to embrace adenoma detection rate as the main quality control parameter during colonoscopy?. Endoscopy 2008; 40: 523-528.

2. CHURCH J. Adenoma Detection Rate and the Quality of Colonoscopy: The Sword has Two Edges. Dis Colon Rectum 2008; 51: 520-523.

3. REX D. Quality in Colonoscopy: Cecal Intubation First, Then What? (editorial). Am J Gastroenterol 2006; 101: 732-734.

4. ENNS R. Quality indicators in colonoscopy. Can J Gastroenterol 2007; 21: 277-279.

5. REX D., BOND J., WINAWER S., LEVIN T., BURT R., JOHNSON D. y Col. Quality in the Technical Perfomance of Colonoscopy and the Continuous Quality Improvement Process for Colonoscopy: Recommendations of the U.S. Multi-Society Task Force on Colorectal Cancer. Am J Gastroenterol 2002; 97: 1296-1308.

6. REX D., PETRINI J., BARON T., CHAK A., COHEN J., DEAL S. y Col. Quality Indicators for Colonoscopy. Am J Gastroenterol 2006; 101: 873-885.

7. REX D., SLEDGE G., HARPER P., LEHMAN G., ULBRIGHT T., SMITH J., y Col. Colonic neoplasia in asymptomatic persons with negative fecal occult blood tests: infl uence of age, gender, and family history. Am J Gastroenterol 1993; 88: 825-31.

8. ANDERSON JC., ATTAM R., ALPERN Z., MESSINA CR., HUBBARD P., GRIMSON R., y Col. Prevalence of colorectal neoplasia in smokers. Am J Gastroenterol 2003; 98: 2777-83.

9. BARON JA., COLE BF., SANDLER RS., HAILE R., AHNEN D., BRESALIER R., y Col. A randomized trial of aspirin to prevent colorectal adenomas. N Engl J Med 2003; 348: 891-9.

10. WINAWER S., ZAUBER A., HO M., O&#39;BRIEN M., GOTTLIEB L. y Col. Prevention of colorectal cancer by colonoscopic polypectomy. N Engl J Med 1993; 329: 1977-81.

11. SCHATZKIN A., LANZA E., CORLE D., LANCE P., IBER F., CAAN B., y Col. Lack of effect of a lowfat, high-fi ber diet on the recurrence of colorectal adenomas. Polyp Prevention Trial Study Group. N Engl J Med 2000; 342: 1149-55.

12. ROBERTSON D., GREENBERGE., BEACH M., SANDLER R., AHNEN D., HAILE R., y Col. Colorectal cancer in patients under close colonoscopic surveillance. Gastroenterology 2005; 129: 34-41.

13. CHEN S. Y REX D. Endoscopist Can Be More Powerful than Age and Male Gender in Predicting Adenoma Detection at Colonoscopy. Am J Gastroenterol 2007; 102: 856-861.

14. REX D. Colonoscopic withdrawal technique is associated with adenoma miss rates. Gastrointest Endosc 2000; 51: 33-36.

15. HURLSTONE D., CROSS S., SLATER R., SANDERS D. y BROWN S. Detecting diminutive colorectal lesions at colonoscopy: A randomized controlled trial of pan-colonic versus targeted chromoscopy. Gut 2004; 53: 376-80.

16. REX D., BOND J., y FELD A. Medical legal risks of incident cancers after clearing colonoscopy. Am J Gastroenterol 2001; 96: 952-7.

17. PABBY A., SCHOEN R., WEISSFELD J., BURT R., KIKENDALL J., LANCE P., y Col. Analysis of colorectal cancer occurrence during surveillance colonoscopy in the dietary Polyp Prevention Trial. Gastrointest Endosc 2005; 61: 385-91.

18. LEAPER M., JOHNSTON M., BARCLAY M., DOBBS B y FRIZELLE F. Reason for Failure to Diagnose Colorectal Carcinoma at Colonoscopy. Endoscopy 2004; 36: 499-503.

19. FROEHLICH F., WIETLISBACH V., GONVERS J., BURNAND B. y VADER J. Impact of colonic cleansing on quality and diagnostic yield of colonoscopy: the European Panel of Appropriateness of Gastrointestinal Endoscopy European multicenter study. Gastrointest Endosc 2005; 61: 378-384.

20. BEN-HORIN S., BAR-MEIR S. y AVIDAN B. The Impact of Colon Cleanliness Assessment on Endoscopists&#39; Recommendations for Follow-Up Colonoscopy. Am J Gastroenterol 2007; 102: 2680-2685.

21. BOND J. Should the Quality of Preparation Impact Postcolonoscopy Follow-Up Recommendations? (editorial). Am J Gastroenterol 2007; 102: 2686-2687.

22. BURKE C. y CHURCH J. Enhancing the quality of colonoscopy: the importance of bowel purgatives. Gastrointest Endosc 2007; 66: 565-573.

23. PARRA BLANCO A., NICOLAS-PEREZ D., GIMENOGARCIA A., GROSSO B., JIMENEZ A., ORTEGA J. y Col. The timing of bowel preparation before colonoscopy determines the quality of cleansing, and is a signifi cant factor contributing to the detection of fl at lesions: A randomized study. World J Gastroenterol 2006; 12: 6161-6166.

24. RADAELLI F., MEUCCI G., SGROI G., MINOLI G. y ITALIAN ASSOCIATION OF HOSPITAL GASTROENTEROLOGIST (AIGO). Technical Perfomance of Colonoscopy: The Role of Sedation/ Analgesia and Other Quality Indicators. Am J Gastroenterol 2008; 103: 1122-1130.

25. REX D., CUTLER C., LEMMEL G., RAHMANI E., CLARK D., HELPER D., y Col. Colonoscopic miss rates of adenomas determined by back-to-back colonoscopies. Gastroenterology 1997; 112: 24-8.

26. REX D. Maximizing Detection of Adenomas and Cancers During Colonoscopy. Am J Gastroenterol 2006; 101: 2866-2877.

27. VAN RIJN J., REITSMA J., STOKER J., BOSSUYT P., VAN DEVENTER S., y DEKKER E. Polyp Miss Rate Determined by Tandem Colonoscopy: A Sistematic Review. Am J Gastroenterol 2006; 101: 343-350.

28. ATKIN W., ROGERS P., CARDWELL C., COOK C., CUZICK J., WARDLE J., y Col. Wide variation in adenoma detection rates at screening flexible sigmoidoscopy. Gastroenterology 2004; 126: 1247-56.

29. SANCHEZ W., HAREWOOD G. y PETERSEN B. Evaluation of polyp detection in relation to procedure time of screening or surveillance colonoscopy. Am J Gastroenterol 2004; 99: 1941-5.

30. BARCLAY R., VICARI J., DOUGHTY A., JOHANSON J., y GREENLAW R. Colonoscopic Withdrawal Times and Adenoma Detection during Screening Colonoscopy. N Engl J Med 2006; 355: 2533-2541.

31. CELESTINO A., CASTILLO T., CONTARDO C., FRISANCHO O., ESPEJO H., TOMIOKA C. y Col. Adenomas de Colon y Recto. Rev Gastroenterol Peru 1995; 15: 224-9

32. BARREDA C. Polipos colorrectales en un Hospital de Lima Metropolitana. Rev Gastroenterol Peru 1995; 15: 21-5.

33. SUAREZ Y. y CAMPOS J. Evaluacion de la Polipectomia Endoscopica Colonica en pacientes del Hospital Nacional Carlos Alberto Seguin Escobedo ESSALUD de Arequipa 1999-2004. Rev Gastroenterol Peru 2006; 26: 34-43.

 

Correspondencia:

Víctor Parra Pérez
Teléfonos: 997227238 / 6247468
Correo electrónico: vfparrap@yahoo.es