SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.13 número1-2Encuesta de parasitosis intestinal en niños de edad pre escolar en la ciudad de ArequipaLeptospirosis en el Perú: II. Incidencia de la infección en las ratas (Rattus norvegicus) de la ciudad de Lima e identificación de la cepa infectante índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Bookmark


Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Publica

versión impresa ISSN 1726-4634

Rev. perú. med. exp. salud publica v.13 n.1-2 Lima  1960

 

 

Preferencias alimenticias del Anopheles pseudopunctipennis y A. triannulatus en el Perú

 

Manuel Acosta1

1 Servicio Nacional de Erradicación de la malaria, Lima, Perú.

 


 

SUMARIO

Mediante la prueba serológica de las pricipitinas, entre agosto y noviembre, 1958, se ha tratado de determinar las preferencias alimenticias del Anopheles pseudopunctipennis y del A. triannulatus en varias localidades peruanas, con los siguientes resultados:
1. En una serie, con insectos procedentes de dos regiones geográficas diferentes y usando sueros inmunes correspondientes a la especie humana y a varios animales inferiores, se obtuvo: a) que el A. pseudopunctipennis no presenta comportamiento uniforme en cuanto a su alimentación en el hombre; y b) que los animales inferiores sobre los que se alimenta con mayor frecuencia son la vaca y el perro. 
2. En otra serie, en la que se usó tan sólo el suero anti-hombre, se verificó que el A. pseudopunctipennis había ingerido sangre humana entre el 87.3 y 100.0 por ciento.
3. En 0.5 por ciento de 977 especímenes del A. triannulatus se puso de manifiesto la presencia de sangre humana.
4. Se discute las circunstancias que condicionarían la preferencia que los insectos estudiados suelen mostrar en cuanto a sus huéspedes.

 


SUMMARY

By means of the precipitin test, during August to, November, 1958, the feeding habits of Anopheles pseudopunctipennis and A. triannulatus were investigated in Perú. The principal results obtained were as follows:
1 . In one series, A. pseudopunctipennis of two different geographic regions and inmune sera belonging to man and various animais were used, with the following results: a) the mosquito does not show uniformity in its preference for man; and b) cow and dog are the principal animals in which, beside man, feeds A. pseudopunctipennis.
2. In another series, in which only anti-human serum was used, A. pseudopunctipennis showed anti-human precipitins from 87.3 to 100.0 %.
3. In only 0.5% of A. triannulatus anti-human precipitins were demonstrated.
4. It is discussed the circurastances, or factors which determine the preference of feeding habits of. A. pseudoptitictipennis and A. triannulatus.

 


 

En la región neotropical, los tres principales vectores de la malaria, por su mayor distribución geográfica, son: el Anopheles darlingi, A. albimanus y A. Pseudopunctipennis. De estas especies, en el territorio peruano el A. darlingi juega papel vector sólo en las fronteras con Colombia y Brasil; el A. albimanus, en los valles occidentales del norte, hasta el río Jequetepeque; y, el A. Pseudopunctipennis, en las dos terceras partes del área malárica del Perú, abarcando los valles occidentales, los interandinos y la selva alta.

Las tendencias alimenticias del A. Pseudopunctipennis han sido estudiadas por diversos autores. En la Argentina DAVIS y SHANNON (1928), encontraron, en 580 especímenes estudiados, que el 50 por ciento había ingerido sangre humana, por lo que consideran a dicha especie como responsable de la trasmisión en dicho país. HILL (1934), en Venezuela, encuentra en 40 especímenes, sólo el 2.2 por ciento como alimentados en el hombre y lo otorga un papel secundario, como vector. VARGAS (1938), en la localidad de Temixco, México, obtuvo en 244 mosquitos capturados dentro de casas, un 67.6 por ciento alimentados de sangre humana. Al respecto opina: "parece que los porcentajes obtenidos son el resultado de una combinación de la preferencia alimenticia y del número de animales al alcance del mosquito".

En el Perú, CORRADETTI (1948), encuentra 40-50 por ciento de los especímenes del A. Pseudopunctipennis alimentados con sangre humana, y opina que esta especie no presenta un comportamiento uniforme, ni muestra preferencia alimenticia alguna en las diversas localidades del valle del Rímac (Costa central del Perú). Este mismo autor, en el valle de la Convención (región de la selva) obtiene, en 271 especímenes del A. pseudopunctipennis, el 85 por ciento alimentados con sangre humana.

Considerando la importancia que tienen las tendencias alimenticias de los vectores de la malaria, así como la posibilidad de futuras modificaciones de comportamiento en dichos insectos, influenciado principalmente por el empleo masivo de los insecticidas, el autor ha creído de interés determinar las preferencias alimenticias del A. Pseudopunctipennis, principal vector de la malaria en el Perú, y del A. triannulatus, especie ésta de gran densidad en la Amazonía peruana, donde se desconoce aún el vector de la malaria.

MATERIAL Y MÉTODOS

Procedencia de los insectos usados. Dentro, del área malárica del Perú, que aún no había sido rociada con insecticidas clorados, se seleccionaron, en los diferentes valles, las localidades abajo mencionadas. Debemos aclarar que, en muchos casos, mencionamos sólo la localidad principal, agrupando dentro de ella a diversas localidades aledañas de características ecológicas más o menos semejantes.

Los especímenes del A. Pseudopunctipennis que se ha estudiado procedían de tres valles interandinos (1,590 a 2,105 m. de elevación sobre el nivel del mar) y de tres valles de la selva alta (780 a 920 m.) . Los A. triannulatus capturados corresponden a los alrededores de la ciudad de Iquitos ( 126 m.). Los diversos pormenores en cuanto a la captura de los insectos usados son los siguientes:

 

 

Dentro del área estudiada las casas (todas ubicadas en la zona rural) son construidas de carrizo en su mayoría, algunas de las cuales están revestidas con barro; y otras son de adobe, con techo de tejas. Lo más importante en estas construcciones, para valorar los resultados de nuestros estudios, es que el dormitorio está simplemente separado por medio de un tabique de las demás dependencias de la casa; y aún con frecuencia una misma habitación sirve de dormitorio, comedor y cocina. Además, también es frecuente que dentro de las casas críen algunos animales domésticos, tales como cobayos, perros y gatos. Del mismo modo los corrales destinados al encierro de las vacas y los cerdos, son construidos generalmente en las proximidades, o contiguas, a las habitaciones humanas.

El A. Pseudopunctipennis es vector en dos regiones o, zonas de características diferentes: Una, formada por los valles interandinos, con vegetación xerofítica y de gran similitud a los valles occidentales, donde la gente del lugar se dedica principalmente a la agricultura y la ganadería. La otra, es la alta Amazonía (400 a 1,800 m.), con abundante vegetación tropical, y donde la gente se dedica principalmente a la agricultura, ya que la ganadería es aún incipiente. Como ejemplo de la primera zona o región se puede citar la localidad de Yesomayo, en el valle del Chotano; y, de la segunda, los alrededores de la Merced, en el valle de Chanchamayo. De las otras localidades donde se han capturado los insectos estudiados, Rosedal y Coritopuyoc se encuentran en la alta Amazonía, entretanto que Sahuinto y Ninabamba se hallan en valles interandinos.

Obtención de la sangre ingerida por los insectos. La recolección de los especímenes del A. Pseudopunctipennis se llevó a cabo de día y en los lugares habituales de reposo de esta especie; y, los del A. triannulatus, en los alrededores de las casas, en horas vespertinas y antes de que el insecto, se retire a sus refugios selváticos. Después de la respectiva identificación sistemática de los insectos capturados, el abdomen de cada especímen hembra que había ingerido sangre la noche anterior se aplastó en un trocito de papel filtro. Este material fue luego enviado, por intermedio de la Oficina Sanitaria Panamericana, al Instituto Lister, Londres, donde mediante pruebas de precipitinas se determinó la especie animal a la que pertenecía la sangre contenida en cada trozo de papel.

Cabe indicar que, en los mosquitos (A. pseudopunctipennis) procedente de Yesomayo y los alrededores de la Merced, se empleó anti-sueros a fin de verificar la presencia, además de la sangre humana, también la de diversos animales inferiores. En los insectos procedentes de las demás localidades mencionadas, se trabajó sólo con el suero antihombre.

RESULTADOS OBTENIDOS

1. A. pseudopunctipennis. Los resultados obtenidos con esta especie, correspondientes a Yesomayo y los alrededores de la Merced, están expuestos en el cuadro 1.

 

 

En las demás pruebas, en las que se empleó únicamente el suero anti-hombre, se obtuvo los siguientes resultados:

 

 

2. A. triannulatus. De los 977 especímenes de esta especie (capturados todos debajo del piso de las casas) que fueron sometidos a las pruebas serológicas de las precipitinas con el suero anti-hombre, sólo 5 (0.5%) ofrecieron resultados positivos.

DISCUSIÓN

1. Existe notable diferencia en la proporción de los especímenes del A. pseudopunctipennis procedentes de Yasomayo y los alrededores de la Merced que se habían alimentado de sangre humana (36.0 y 80.6%, respectivamente). El bajo porcentaje de especímenes del A. pseudopunctipennis que se ha verificado, habían ingerido sangre humana en Yesomayo, parecería deberse a que en esta área semiárida, donde no existe refugios naturales extradomiciliarios, el insecto ingresa a las casas preferentemente en busca de refugio diurno. Idéntico fenómeno parece ocurrir en otros valles interandinos, así como en los occidentales, de características semiáridas semejantes.

2. Resultados completamente diferentes se ha obtenido con esta misma especie de insecto en las regiones selváticas, donde el 80-100 por ciento de los insectos mostró haberse alimentado en el hombre. Un factor que puede haber contribuido a, la mayor tendencia de alimentarse en la especie humana, es la escasez de ganado y otras especies animales, como ya anotamos anteriormente. Los resultados correspondientes a las otras localidades de la vertiente oriental parecen corroborar esta opinión, pues se ha verificado que el 87-100 por ciento de los insectos se habían alimentado con sangre humana.

3. De acuerdo, con nuestras capturas intradomiciliarias y observaciones conexas, en las casas donde crían cobayos de manera regular se ha notado que el A. pseudopunctipennis prefiere reposar cerca a dicho roedor, lo que haría suponer que el cobayo sea importante fuente de alimentación para dicho insecto. Sin embargo, las pruebas de precipitinas no comprueban tal suposición, por lo que es de pensar que sean más bien las condiciones de micro-clima propias de los cuyeros (lugar donde se crían los cobayos), los que atraen para su reposo al mosquito en mención.

4. En cuanto al A. triannulatus, parece que existe una marcada preferencia por la sangre animal, salvo que el elevado porcentaje (99.5%) de especímenes alimentados con sangre diferente a la humana, sea debido fundamentalmente al estrecho contacto del insecto con diversos animales domésticos.

5. Al comparar nuestros resultados con los de otros autores parecería que, principalmente en el caso del A. pseudopunctipennis, existan variaciones regionales en lo que respecta a la preferencia alimenticia. A esto habría que agregar también ciertas circunstancias locales y temporales que pueden influir en el comportamiento del insecto en cuanto al huésped sobre el que se alimenta.

 

REFERENCIAS

1. CORRADETII, A. Observazioni sulle preferenze alimentari dell Anopheles pseudopunctipennis e dell Anopheles punctimacula nel Perú. Rev. Parassit., 9: 129-135. 1948.         [ Links ]

2. DAVIS. N. C.; Y SHANNON, R. The blood feeding habits of Anopheles pseudopunctipennis in Northern Argentina. Am. J. trop. Med., 8: 443-447. 1928.         [ Links ]

3. HILL, R. B. Feeding habits of some Venezuelan Anopheles. Am. J. trop. Med., 14: 425-429. 1934.         [ Links ]

4. VARGAS, L. Observaciones sobre la preferencia alimenticia del A. Pseudopunctipennis en Temixco, Morelos. Ann. Inst. Biol. Univ., México, 9: 201-203. 1938.         [ Links ]