SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 número3Los hospitales coloniales de LimaFactor de impacto modificado de las revistas médicas indizadas en SciELO Perú, 2006 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Bookmark


Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Publica

versión impresa ISSN 1726-4634

Rev. perú. med. exp. salud publica v.25 n.3 Lima jul./set. 2008

 

El Instituto Pasteur de Paris

The Pasteur Institute from Paris

 

José Neyra Ramírez1

1 Profesor emérito, Facultad de Medicina, Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Academia Nacional de Medicina. Lima, Perú. Correo electrónico: josenera@hotmail.com

 


Sr. Editor.
Luego de los trascendentales descubrimientos de Monsieur Pasteur, con los cuales puso los cimientos de la Bacterología y a la vez señaló el nacimiento de la vacunoterapia al descubrir la vacuna antirrábica, el Cuerpo Médico y la opinión pública francesa, lanzaron la idea de construir un edificio especial donde Pasteur pudiera seguir trabajando y descubriendo sin cesar además de recibir colaboradores atraídos por los hallazgos quienes llegaban para aprender y ayudar.

Si bien la vacuna antirrábica fue descubierta en 1885, es recién en el año 1888 que se inaugura el local del Instituto en la que hoy es la 25 de la rue du Dr. Roux, nombre de quien fuera discípulo y luego sucesor de Pasteur. Cabe señalar que el Instituto fue construido con fondos procedentes de donaciones de diferente volumen, los ricos donaban más y los pobres, lo que podían. Cuando se celebró el centenario del Instituto, se puso en exhibición los primeros documentos y archivos de la institución, entre ellos figuraba la lista de los que en aquella época realizaron sus donaciones, entre ellos estaba el niño de ocho años Joseph Meister, quien fuera el primer vacunado contra la rabia por Pasteur el Dr. Grancher. El niño había sido mordido por un lobo rabioso y gracias a la vacuna salvó su vida. Joseph Meister donó un franco de su propina y su padre, que era labrador, pudo donar diez francos. Las otras donaciones eran de mil, diez mil y más francos.  

La labor del Instituto Pasteur es constante y tenaz, prueba de ello son los diversos descubrimientos en bien de la humanidad, por ejemplo, en 1894 Yersin descubre el bacilo de la peste; en 1921 Calmette y Guerin crean la vacuna antituberculosa BCG; en 1954 Jonas Salk y Albert Sabin descubren la vacuna antipolio; en 1983 Luc Montagnier identifica al virus del SIDA, descubrimiento por el cual se le otorgó el premio Nóbel de medicina junto a la investigadora francesa la Dra. Françoise Barré- Sinoussi. Entre otros muy importantes hallazgos se puede mencionar a la vacuna contra la hepatitis B, el año 2003 se descubre valiosos elementos para el diagnóstico rápido de la peste y del cólera, al igual en el 2006 para la meningitis. Todo ello es posible gracias a las catorce unidades de trabajo con que cuenta el Instituto y que están en permanente labor en los departamentos correspondientes:

1. Organización nuclear y oncogénesis;

2. Señalización molecular y activación celular;

3. Patogenia bacteriana de las mucosas

4. Epidemiología y fisiopatología de los virus oncógenos;

5. Oncogénesis y virología molecular;

6. Genética, papiloma virus y cáncer humano;

7. Células madre y desarrollo;

8. Regulación epigenética;

9. Desarrollo de los tejidos linfoides;

10. Dinámica de las respuestas inmunes;

11. Inmunología de las respuestas dendríticas;

12. Regulación inmunitaria y vacunología;

13. Química orgánica;

14. Regulación enzimática de las actividades celulares.

Este año se está construyendo un nuevo centro de investigación de 15 000 m2 en el terreno que ocupaba el Hospital Pasteur que estaba frente al Instituto.

Finalmente, luego de recorrer el viejo Instituto, que trae a la memoria a las imágenes de Pasteur, Calmette, Guerin, Lepine, Canetti, Bretey, Chaussinand y tantos otros, anotamos que para celebrar los 120 años de pujante actividad, el Instituto Pasteur ha elaborado un gran programa mensual, que comenzó en enero del presente año y que culmina entre el 11 y 13 de noviembre, con la séptima conferencia “Louis Pasteur, comprender y controlar las enfermedades infecciosas, un programa para el siglo XXI”

Como antiguo pastoriano (stage 1951-1953) siento orgullo de haber frecuentado a esa élite de la ciencia médica y ver de cerca su contribución permanente a la salud de la humanidad para mayor gloria de Francia.