SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.27 número4Estrategias para mejorar la sobrevivencia de los pacientes con sepsis severaJulio C. Tello: "Sin más norma que la verdad" índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Bookmark


Acta Médica Peruana

versión On-line ISSN 1728-5917

Acta méd. peruana v.27 n.4 Lima oct./dic. 2010

 

Artículo de revisión

Mercurio y salud en Madre de Dios, Perú

Mercury and health in Madre de Dios, Peru

 

Fernando Osores Plenge1, J. Antonio Grández Urbina2, Jorge L. Fernández Luque2

1. Médico Investigador Enfermedades Infecciosas y Tropicales Mg. Instituto de Investigación en Ciencias Biomédicas (INICIB), Docente Facultad Medicina Universidad Ricardo Palma. (FAMURP). Consultor en Ecosalud.

2. Discente de la FAMURP, investigador junior adscrito al Instituto de Investigaciones en Ciencias Biomédicas (INICIB).  


RESUMEN

El mercurio constituye un elemento esencial para la extracción del oro por amalgamación en las zonas amazónicas de extracción aurífera informal, como lo es la región de Madre de Dios, en Perú.

La contaminación del agua de los ríos por el mercurio constituye un grave problema de salud pública para la región, debido a las consecuencias de su difusión en la cadena trófica alimentaria y su llegada final a seres humanos, pudiéndo ocasionar intoxicación crónica inclusive intraútero; motivo por el cual embriones y fetos podrían ser contaminados de manera irreversible en forma temprana generando patologías neurológicas congénitas.

Palabras clave: Mercurio, Madre de Dios, intoxicación por mercurio.


ABSTRACT

Mercury is an essential element for extracting gold from river beds in illegal gold mining in Madre de Dios Region in Peru. Water pollution by mercury has become a very serious public health problem for this area, because of the dissemination of this metal in the food chain and being humans the final destination of mercury. Exposure to this element in pregnant women may lead to chronic mercury poisoning, and fetuses and embryos may become irreversibly affected, with the occurrence of congenital neurological disorders.

Key words: Mercury, Madre de Dios, mercury poisoning.


INTRODUCCIÓN

El mercurio es parte de la corteza terrestre, ha estado en el planeta tierra desde su formación, siguiendo un ciclo atmosférico natural cuyo equilibrio se ha visto perturbado por las actividades humanas o antropogénicas. Su uso se remonta a los tiempos de Hipócrates 400 a.c, tanto para fines medicinales como de naturaleza productiva, incrementándose a partir de la revolución industrial1,2-4.

Las dos fuentes de contaminación por Hg, pueden ser naturales y por la actividad humana, también conocida como antropogénica, siendo esta última en la actualidad la fuente de contaminación2.

El mercurio existe en diferentes estados de oxidación y puede formar un número variado de compuestos orgánicos3,4.

Sus tres formas primarias conocidas son:

1. Hg elemental o metálico (0+).

2. Compuestos inorgánicos mercuriosos (1+) y mercúricos (2+).

3. Compuestos orgánicos como el alquilo, fenilo, que se unen en enlace covalente a un átomo de C.

Su forma más frecuente en la naturaleza es como cinabrio, mineral compuesto de sulfato mercúrico (HgS). El mercurio asociado al azufre es relativamente estable a los agentes atmosféricos (CO2, O2 y H2O) y difícilmente ingresa las cadenas tróficas alimenticias de manera significativa1,3.

El mercurio o azogue (Hg0+) es un metal líquido blanco-plateado, volátil a temperatura ambiente debido a su alta presión de vapor, convirtiéndolo en un contaminante óptimo por su capacidad para generar reacciones químicas en las que pueden participar microorganismos que lo utilizan en sus procesos energéticos, incorporándolas al medio ambiente en una transición de compuestos inorgánicos a orgánicos2,5-8.

La principal fuente de ingreso de Hg hacia las cadenas tróficas alimenticias en la región de Madre de Dios que finalmente debe afectar en su conjunto a la población de esta región es el mercurio metálico o HgO+ que llega al aire en forma de vapor y que luego precipita, o aquel que es vertido directamente a los suelos y cuerpos de agua, permitiendo la formación de metilmercurio o CH3Hg+ (MeHg) un compuesto organometálico de Hg altamente liposoluble y tóxico capaz de circular a través de las membranas celulares y de allí a delicados sistemas enzimáticos de la célula humana misma2,5-9.

El mercurio metálico o HgO+, es producido por el tostamiento del cinambrio o HgS a temperaturas superiores a los 300 grados Celsius. Históricamente los productores más asiduos hasta hace muy poco de este veneno han sido la ex Unión Sovietica, España y China. En 1988 la producción se estimaba en 8 000 toneladas por año. Para el 2000 había descendido a 18001,10-12 y España exportaba aproximadamente 1 100 toneladas por año13,14. En el 2006 la producción mundial de mercurio estimada revisada era de 1 480 toneladas con China a la cabeza15 .

Esta forma de mercurio metálico o elemental se ha vuelto de uso intensivo en las zonas de minería aurífera de la Amazonía y Madre de Dios en Perú, no es la excepción.

Así, en el Perú, “cerca de 1 millón de los 28 millones de peruanos están ligados a la minería artesanal de oro”16, mientras que en Madre de Dios unos 50 000 mineros y no menos de 250 000 personas viven del oro extraído informalmente17. Tanto adultos de ambos sexos como niños están vinculados directamente al trabajo extractivo en todas sus etapas2,17.

Se estima que la proporción Hg0+ usado/oro producido es igual a 118, por ello al menos 1gr de mercurio metálico es utilizado para obtener 1 gr de oro2. No se sabe con exactitud, pero considerando la producción del oro de la región de Madre de Dios, en promedio aproximadamente unas 10 a 12 toneladas por año de mercurio metálico han sido liberadas al medio ambiente en los últimos años en esta región, teniendo como destino final la gran cuenca del río Madre de Dios en Perú o Madeiras en Brasil y que finalmente desemboca al río Amazonas2,18,19.

“Durante la década de 1980, Brasil se clasificó como el primer país productor de oro de Sudamérica, con una producción anual de aproximadamente 100 a 200 toneladas, en los últimos 20 años (entre 70% y 90% del oro vino de la prospección artesanal o garimpo). En seguimiento a Brasil estuvieron los países Colombia, Venezuela, Perú y Bolivia. Aproximadamente de 2 a 3 mil toneladas de Hg fueron lanzados en el medio ambiente de la Amazonia Brasileña en los últimos 20 años”20.

SER HUMANO Y MERCURIO:

Todas las formas de Hg se transforman en Hg2+ en el agua por reacción con O2. Además existe Hg2+ de su propia incorporación por el ciclo del agua.

El Hg2+ se metila en cuerpos de aguas marinas, estuarios, lagunas, ríos, entre otros, bien por metilación aeróbica o por metilación anaerobia de especies de bacterias.

Especies de pseudomonas son capaces de reducir las formas oxidadas de Hg2+ a Hg0, en un proceso anaeróbico que genera su sedimentación.

Los humanos estamos expuestos al mercurio mediante diferentes rutas y de diferentes formas. La población en general está principalmente expuesta por amalgamas dentales, vapores ambientales y los alimentos de la dieta1,2,3,4. Es decir que las tres vías principales de envenenamiento por Hg son la inhalatoria, oral y dérmica/mucosa.

La OMS considera aceptable una concentración en el agua de 0,001 mg/L y una ingesta semanal tolerable de 5 μg/kg de Hg total y 3,3 μg/kg de MeHg10,21.

Se consideran niveles normales de Hg en sangre los inferiores a 10 μg/l y en orina de 20 μg/l22.23.

En el 2004 el Comité de Expertos en Aditivos de Comida (JECFA) estableció una ingesta tolerable de 1,6 μg/kg del peso corporal por semana de metilmercurio con fines de proteger la aparición de efectos neurológicos en el feto24. En el 2006, JECFA aclaró que otros estadios de la vida que no sean el embrionario ni fetal van a tener una menor sensibilidad a los efectos adversos del metilmercurio25.

Para adultos, el doble de la dosis de ingesta tolerable por semana no presentaría ningún riesgo de neurotoxicidad26. “La toxicidad de mercurio depende de su forma química y, por lo tanto, de las fuentes de exposición”2

En teoría el mercurio metálico o Hg0+ en su forma líquida no suele plantear un problema en el ingreso de mercurio a los humanos, sin embargo cuando éste se vaporiza por acción de la temperatura puede provocar cuadros de neumonía intersticial, además de atravesar la barrera hematogaseosa para llegar principalmente al sistema nervioso central donde se aloja27,28.

El compuesto orgánico de mercurio conocido como metilmercurio es sumamente tóxico y tal vez la forma más peligrosa de este veneno, se concentra en los alimentos, especialmente pescados, tanto de agua salada como dulce, mariscos y otros comestibles vegetales y animales de la cadena trófica alimenticia; pasa con suma facilidad a través del epitelio digestivo y de allí las membranas biológicas de los demás tejidos del organismo para afectar importantes vías enzimáticas.

Los riñones y cerebros en el adulto son los principales puntos de concentración, el feto y los recién nacidos son sumamente sensible al metilmercurio21,29, en especial su SNC. En los seres humanos, el MeHg tiene en promedio una vida biológica media de 70 días en todo el cuerpo30.

Hay que destacar, que dentro de las cadenas tróficas, el mercurio sufre procesos de bioconcentración, principalmente en los animales marinos y en ciertos productos vegetales, lo que hay que tener muy en cuenta como fuente de contaminación y envenenamiento humano por biomagnificación31,32

Las dos principales actividades antropogénicas que favorecerían la contaminación mercurial, bioconcentración y biomagnificación de manera significativa tanto a nivel focalizado como sistémico en Madre de Dios y su población humana, serían a la luz de las sólidas evidencias científicas la minería aluvial y el manejo forestal no sostenible de los bosques20,33-36. Ver Figura 1, 2, 3.

LA ENFERMEDAD MERCURIAL

La Enfermedad de Minamata descrita por primera vez al mundo, en la ciudad de Minamata, Prefectura de Kumamoto, Japón, en 1956, constituye el caso epidémico icono de intoxicación humana masiva por mercurio orgánico a través de la cadena alimentaria37. La segunda epidemia de la Enfermedad de Minamata se registró a lo largo del río Agano, Niigata, Japón38.

Alteraciones sensoriales, reducción del campo visual, trastornos de coordinación, disartria, alteración auditiva y temblor son algunos de los síntomas más frecuentes en esta enfermedad33. La intoxicación transplacentaria del feto es uno de los aspectos más temibles generando Enfermedad de Minamata Congénita mostrando retraso mental, reflejos primitivos, trastornos de coordinación, disartria, deformación de las extremidades, trastorno de crecimiento, corea y movimientos atetósicos e hipersalivación.39.

 

Consulte el artículo completo en:

http://www.scielo.org.pe/pdf/amp/v27n4/a16v27n4.pdf